Consternación en Miramar

Camila Rodríguez y Nahuel Cepeda, padres de Liam Rodríguez (2), el niño fallecido en febrero pasado tras caérsele un televisor encima, reconocieron este viernes en la sede de la SubDDI de Miramar, que la camisa encontrada en el cementerio de Miramar, como así también la bermudas  es de su hijo.

Esta ropa se en encontró en la necrópolis local durante la investigación de la desaparición del cuerpo de Ciro Lescano. Un grado de consternación, de psicosis generalizada en la población por el robo o hurto de cuerpos en los Cementerios del Distrito de General Alvarado ha movilizado a la sociedad que no puede entender que es lo que está pasando en sus localidades.

El fiscal Alejandro Pellegrinelli solicitará la exhumación de la tumba con las peores presunciones, ya que es altamente probable que haya un nuevo caso de robo de cadáveres de bebé en Miramar.

Este viernes  comprobó lo que ya la familia había certificado tras las imágenes publicadas en Facebook. La ropa era de Liam y fue exhibida luego de que se la sometiera a diversas pericias químicas.

El trámite de reconocimiento se hizo en la sede de la Sub Departamental de Investigaciones local, situada sobre Diagonal Illia entre 20 y 22, donde el titular de la dependencia, Octavio Olmedo junto a su grupo de trabajo mostraron la vestimenta al grupo familiar, con resultado positivo. Era lo que Liam llevaba puesto el día del funeral.

Con esta información el proceso investigativo seguirá adelante y ahora deberá actuar la Fiscalía de Turno que pedirá a la Justicia de Garantías que habilite una orden exhumación del féretro y se estima que podría realizarse entre el domingo y el lunes.